SEGUIDORES

martes, 28 de agosto de 2012

NEW YORK CHEESSE CAKE




INGREDIENTES: 

Para la base:

  • 1 paquete de galletas digestive  (400 gr. para cubrir la base y las paredes)
  • 85 gr. de mantequilla


Para el relleno: 

- 600g de queso en crema, tipo Philadelphia.
- 130g de creme fraiche (o yogur  griego), yo no tenía ninguno de los dos y utilicé un "Satisfacción" de vitalinea (135g)
- 85g de azúcar.
- 2 huevos.
- el zumo de medio limón.
- 2 cucharadas soperas de harina de repostería.
- 1 cucharadita de esencia de vainilla. 

Para la cobertura:

- mermelada de fresas casera.
- fresas frescas
- un poco de agua para diluir la mermelada.

A COCINAR:

1. Precalentar el horno a 200º.

2. Triturar las galletas con un robot de cocina o metiéndolas en una bolsa y dándole golpes, hasta que queden pulverizadas. Mezclar las galletas con la mantequilla derretida, debe quedar consistencia como de arena mojada.
Distribuir la mezcla sobre el molde (cubrir la base  con papel de hornear para que sea fácil desmoldar la tarta una vez hecha) que vayamos a utilizar, preferiblemente desmontable y en mi caso de 24cm.  Presionar bien hasta que quede uniforme, en mi caso era mucha cantidad y pude forrar las paredes también. Reservar en el congelador mientras preparamos el resto.

3. Batir el queso crema con unas varillas, añadir el azúcar, el yogur, la cucharada de esencia de vainilla, el zumo de limón y las cucharadas de harina, debe quedar una crema homogenea. Añadir los huevos de uno en uno mientras seguimos batiendo, sin hacerlo demasiado para que la crema no coja mucho aire, lo justo para que se integren  los huevos. Ponemos la mezcla sobre la base de galleta.
4. Introducir la tarta en el horno y hornear durante 10 minutos a 200º. Transcurrido este tiempo bajamos la temperatura a 90º y horneamos durante 30 minutos más. El interior de la tarta quedará blandito como un flan (según SandeeA, pero como dice que no hay que abrir el horno yo en la mía no lo se porque no lo abrí hasta el final de todo).

5. Pasado este tiempo dejamos la tarta  de queso en el horno, con este apagado, y la dejamos hasta que enfríe, unas 3 horas aprox. Una vez a temperatura ambiente metemos la tarta en el frigorífico hasta que esté totalmente fría, yo la preparé por la tarde y la metí en la nevera antes de acostarme, la dejé allí hasta la mañana siguiente.

6. Por último preparamos la cobertura, yo os explico como hice la mía, SandeeA en su receta utilizaba gelatina, yo no lo hice, simplemente calenté una mermelada de fresas que tenía casera hecha en verano diluida con un poquito de agua para que estuviera más líquida, una vez caliente le añadí unas fresas congeladas (que reservo para hacer helados y que también tenía desde el verano) y deje que se enfriara un poquito. Con ello cubrí mi tarta.

7. Metemos de nuevo en la nevera hasta que vayamos a consumirla, y lista para comer!!! 







6 comentarios:

Joselin dijo...

Buenisima la receta y que pinta tiene. Te felicito

laurilla fondant dijo...

la pinta es tremenda así que me imagino que estaba bueníiiiisima.
besos!

Ana y Blanca dijo...

Siempre que hemos probado algun pastel de queso nos ha encantado, asi que algún día probaremos éste!
http://juegodesabores.blogspot.com.es/

Mari Carmen dijo...

¡Qué rica! Y la cobertura es fantástica. Besitos.

Mari Carmen dijo...

¡QUé buena! Yo la he hecho alguna vez. Me encanta tu cobertura. Besitos.

Red Rose dijo...

Que pinta más espectacular que tiene, yo me llevo un trocito para probar po que tiene que estar riquísima.
Un beso.